El Real Madrid golea al Racing (6-1) y sigue líder

El Real Madrid consiguió su tercera goleada consecutiva en Liga, convirtiéndose en una apisonadora que aplastó al Racing de Santander (6-1), al que su planteamiento defensivo le mantuvo diez minutos en el partido y acabó encajando seis goles, cuatro de ellos de Cristiano Ronaldo.

El trabajo de José Mourinho está dando resultados con rapidez. En cuanto sus delanteros han afinado puntería, el fútbol vertiginoso que tanto gusta en el Santiago Bernabéu conduce al Real Madrid a encadenar goleadas.

Llegó el Racing al estadio madridista con el objetivo de plantear un partido feo, como definió su entrenador Miguel Ángel Portugal y no lo consiguió. Su planteamiento, estrenando línea defensiva de cinco, con dos centrales -Henrique y Torrejón- y un libre -Ponce-, fue un despropósito.

La falta de presión en la zona de construcción permitió lanzar pases que siempre cogieron adelantada y descolocada a una defensa que tuvo una pésima noche. Di María, Cristiano e Higuain fueron puñales. No les veían venir. Cuando se daban cuenta, el balón estaba en la red.

A los diez minutos la apuesta de Portugal se derrumbaba. Un pase en profundidad de Di María a Higuaín abrió el marcador. Conexión argentina y buena definición del ‘Pipa’ ante la salida de Toño. Cinco minutos después le tocaba el turno a Cristiano Ronaldo. Con cinco y diez goles, respectivamente, ya lideran la clasificación de goleadores del campeonato.

Si en La Rosaleda fue Cristiano quien conectó con Higuaín para regalarle dos goles, hoy los papeles cambiaron. Desde el costado derecho lanzó el argentino un pase raso que enganchó Ronaldo en carrera.

El partido estaba muerto con tan sólo quince minutos.La velocidad del juego madridista fue letal. Y eso que en el diccionario de Mourinho no entran las rotaciones. Situación que puede ser un peaje a largo plazo, pero que a corto hace más equipo a los indiscutibles. El trabajo del técnico se ve en el bloque y en individualidades como Marcelo o Di María. El crecimiento de ambos es abismal.

Con el Bernabéu en plena diversión, Di María regaló a la grada un pase al espacio de rabona y una plástica chilena que se marchó pegada al palo. No perdonaba Cristiano, de nuevo en carrera, sorprendiendo desde segunda línea.

Tres goles en contra y sin noticias de un Racing que chutó por primera vez al borde del descanso. Un potente lanzamiento de Rosenberg que sacó Casillas en dos tiempos.

Crear un grupo nuevo de jugadores provoca que el hambre no baje ni cuando golean. En la reanudación se comprobó. Antes de la entrada en escena de Canales, Pedro León y Benzema, con la afición del Bernabéu cantando “así gana el Madrid”, orgulloso de la entrega de sus jugadores, Cristiano Ronaldo hizo el cuarto a placer, tras nueva asistencia de Di María, y el quinto de penalti.

El monólogo blanco se extendió con ocasiones perdonadas de Higuaín y su sustituto Benzema, un cabezazo solo de Carvalho y un zurdazo de Canales antes del gol de la honra, en un zapatazo de Diop que golpeó en la espalda de Rosenberg y cambió su trayectoria.

Acabó Mourinho probando a Di María de lateral izquierdo. El excesivo desgaste le hizo abandonar el campo antes del final. Exhausto y sobrecargado.

Cristiano tuvo a Pedro León su quinto tanto, para igualar a Fernando Morientes que lo logró ante Las Palmas, pero se la sacó Toño. La fiesta de goles en el Bernabéu tocó a su fin. La apisonadora del líder había aplastado al Racing.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: