El Real Madrid deja dudas en su estreno liguero

Foto: AFP

El nuevo y flamante proyecto del portugués José Mourinho en el Real Madrid ha sufrido el primer tropezón a las primeras de cambio en el escenario más insospechados de todos, y no pudo pasar del empate (0-0) frente a un Mallorca maltrecho, expulsado de la Europa League por moroso y con una plantilla cogida con pinzas.El juego madridista fue discreto y mucho tendrá que trabajar “Mou” para afinar una orquesta con demasiados solistas, uno de ellos Cristiano Ronaldo, empecinado en hacer la guerra por su cuenta, pero al fin y al cabo, siempre convertido en la gran amenaza para los equipos rivales.

El técnico luso ya había recordado que sus inicios en el Chelsea e Inter no empezaron con buen pie. Pero lo que no esperaba, es que se esfumaran los primeros dos puntos en un campo -el Iberostar Estadio- habitualmente propicio para los blancos, que ganaron 1-4 la Temporada pasada.

El Madrid de Mourinho jugó de manera aplicada al principio, manteniendo el respeto a ultranza por el sistema que defiende el técnico portugués, “madurando” el partido y al rival desde el principio, sin que nadie -con la excepción de Cristiano Ronaldo- se saltara el guión establecido.

El “nuevo” Madrid se presentó en Palma sin sus figuras legendarias, Raúl y Guti, en el futbol alemán y turco, respectivamente, pero con la misma sensación de equipo intimidador, peligroso, capaz de aprovechar los fallos del rival a las primeras de cambio.

Dos internadas de Cristiano Ronaldo en la primera parte (mins. 12 y 22) y un gran pase de Sergio Canales al argentino Gonzalo Higuaín (min. 37) crearon zozobra en la zaga insular.

El Mallorca respondió con un cabezazo del portugués Nunes a la salida del córner, que atrapó Iker Casillas sin mayores dificultades, y un cañonazo cruzado muy peligroso del uruguayo “Chori” Castro.

Fue un primer tiempo de desgaste, de gran esfuerzo físico, sobre todo por parte del Mallorca, que logró neutralizar el juego madridista durante muchos minutos.

El danés Michael Laudrup ha aceptado dirigir una plantilla modesta, confeccionada con jugadores que han completado cesiones en clubes de Segunda y sólo con unos pocos que estuvieron la Temporada pasada a las órdenes de Gregorio Manzano. Su apuesta fue valiente, alineando a dos delanteros -Víctor Casadesús y Enrich- y situando a su equipo siempre con la vista puesta en la portería de Casillas.

Buscaba espacios Xabi Alonso, lo intentaba sin éxito Di María, se mostraban Cristiano e Higuaín, pero el Madrid no carburaba, todo ello, con “Mou” descontento con lo que veía y saliendo de su banquillo para dar instrucciones a sus jugadores.

El Mallorca asumió su rol de equipo pequeño pero sólo al principio. Aunque retrocedió varios metros, se esmeró en las faenas defensivas y apuró al máximo sus opciones de contragolpe, casi siempre conducidos por el uruguayo Gonzalo “Chori” Castro, el gran referente ofensivo de los bermellones tras la marcha de Aritz Aduriz al Valencia.

En la segunda parte, debutó el argentino Fernando Cavenaghi en el Mallorca, sustituyendo a Sergi Enrich. Laudrup quiso darle más pegada a su equipo, sabiendo que la iba a necesitar ante un Madrid que iba a apretar en busca de la victoria, sobre todo, tras la decisión de Mourinho de dar entrada al francés Karim Benzema y el alemán Mezut Özil por Di María y Canales, respectivamente. Más tarde, debutó el también germano Sami Kedhira.

En el minuto 61, el israelí Dudú Aouate le ganó un “mano a mano” al argentino Gonzalo Higuaín en una acción providencial, que evitó el gol madridista. Dos minutos más tarde, fue Nunes el que conjuró el peligro.

El Madrid pareció despertar de su letargo con Özil y Benzema. Se movió mejor, con más criterio y logró arrinconar al Mallorca. Tuvo el gol Cristiano (min. 77), pero falló cuando parecía que lo más fácil era marcar. Lo mismo ocurrió (min. 83) con una doble oportunidad para Higuaín y Benzema remató desviado con la portería vacía.

También el Mallorca, a la contra, tuvo sus ocasiones, pero al final, el marcador no se movió con un 0-0 que deja muy contento a los jugadores de Laudrup, capaces de sacar con nota un debut y exigente, y fastidiados a los madridistas, cuyo flamante proyecto empieza generando dudas.

Fuente: Tiempoextra.net

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: